Al estilo de Jesús

XXVI Domingo del tiempo ordinario

Cristo pobre

Unas palabras del Papa Francisco para meditar profundamente el Evangelio de este domingo.

¡Ignorar al pobre es despreciar a Dios! Ahora el rico reconoce a Lázaro y le pide ayuda, mientras que en vida fingía no verlo.

—¡Cuántas veces mucha gente finge no ver a los pobres! Para ellos los pobres no existen …

Ningún mensajero y ningún mensaje podrán sustituir a los pobres que encontramos en el camino, porque en ellos nos viene al encuentro el mismo Jesús.

Francisco

Audiencia General, 18 mayo 2016

A %d blogueros les gusta esto: